Ganadería de precisión

img_20161030_115649

Ganadería de precisión es el término que se aplica a la tecnología que permite al ganadero tomar decisiones precisas basadas en datos reales del rebaño. Su desarrollo está favorecido por un aumento en el número de animales en las explotaciones, permitiendo al ganadero priorizar su atención sobre ciertos eventos (partos, celos, enfermedades, pérdidas en la fertilidad, cambios en la alimentación, etc.) que ocurren a cada animal. Una inversión en este tipo de tecnología es rentable en la explotación debido a la detección de estas anomalías. Tomando decisiones adecuadas a tiempo real se consiguen mayores márgenes de beneficio y se mejora la eficiencia de los sistemas productivos (AFRIGA, 2016).

img_20161030_115649

Nodriza del Serida pastando

Existe una amplia gama de dispositivos al alcance de los ganaderos asociados a sistemas de gestión (software) que permiten analizar la información obtenida. Los más populares son los sensores de actividad, los geolocalizadores, sensores de termografía mediante infrarrrojos, sensores de temperatura y pH ruminal en bolos, sensores de rumia, sensores de temperatura en canal auricular, sensores de temperatura bulbar o cámaras 3D.

Los collares DIGITANIMAL se están adaptando a la demanda del sector, ofrecen información a tiempo real de las actividades de los animales, proveen de trazabilidad al ganado que está monitorizado con el dispositivo, proporcionan autonomía de la batería de un año a bajo coste y proporciona la localización de los animales. Resultan provechosos especialmente en ganaderías de producción en base a pastos o en sistemas extensivos.

fullsizerender

Collar DIGITANIMAL

La identificación de problemas tales como los sanitarios, alimentarios, reproductivos o de manejo en las explotaciones, son atendidos correctamente cuando conocemos las interacciones fisiológicas que ocurren en el animal. Estas a veces se ponen de manifiesto de forma evidente con la aparición de signos clínicos, sin embargo, otras pasan desapercibidas para el ganadero (forma subclínica o asintomática) y otras solo quedan en evidencia a través de la gestión de los datos productivos del rebaño.

Hoy en día para desarrollar la tecnología disponible y poder rentabilizar las inversiones que estas adquisiciones suponen en las ganaderías, además de conocer la biología del animal para el que estamos creando la herramienta, es esencial conocer su repertorio completo de conductas.

img_20161104_090438

Comederos con balanzas conectadas a lectores individuales en Serida

Nos queda mucho por descubrir acerca de las conductas que pueden ser asociadas a determinados estados fisiológicos de los animales. La rama de la Biología que estudia las conductas es la Etología y los etogramas son la herramienta fundamental para el registro por escrito del comportamiento animal. Los etólogos tienen a su disposición diferentes equipos para la elaboración de etogramas (videocámaras, GPS, cámaras fotográficas, podómetros, etc.), sin embargo, el registro de conductas complejas requiere cierta experiencia en los diferentes métodos de registro de conductas, además de la superación de una fase de entrenamiento. El estudio topográfico de las instalaciones aportará gran parte de información acerca de las conductas registradas.

En el Serida (Villaviciosa, Asturias) tras una fase inicial de observación en agosto de este año, se continúan realizando etogramas con el método de muestreo multifocal RAUT (registro activado por unidades de tiempo) a siete vacas que a su vez están provistas de collares DIGITANIMAL con sistema de geolocalización y sensores de actividad. A su vez se están llevando a cabo diversos estudios sobre las parcelas en las que las vacas pastan alrededor de 12 horas al día. Se están tratando de correlacionar los datos obtenidos de los etogramas con eventos tales como el celo, el parto o la enfermedad.

img_20161031_114610

Muestreo experimental de la hierba de la parcela

Referencias

Fernández C, Xercavins A, Blanco-Penedo I, Velarde A 2016 La ganadería de precisión y el proyecto 4D4F: un enfoque participativo. AFRIGA AÑO XXII-Nº 124.

Compartir



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *